" Vivo cada dia, como si fuera al último..."


 Alberto Lajas




 Recuerda que si deseas encontrar la luz y la paz en tu vida, debes tomar en cuenta siempre estos cuatro principios:

 1º-La persona que llega es la persona correcta, es de entender, que nadie llega ni llegara a nuestras vidas por simple casualidad, todas aquellas personas que nos rodean, que interactúan a diario con nosotros, están allí por alguna necesidad, por algo, para hacernos avanzar y aprender  en cada situación.

2º-Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido”. Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos suceda en nuestras vidas podría llegado a ser o haber sido diferente. Ni siquiera el detalle más pequeño e insignificante.  No existe, el si hubiera hecho tal cosa, o el hubiera pasado tal otra. No, establece en tu mente, que lo que pasó fue lo único  y solo lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así simplemente para que aprendiéramos esa lección, evolucionáramos y podamos seguir adelante. Todas y cada una de las situaciones que se nos presentan en nuestras vidas son hechas de manera perfecta, aunque nuestro ego y nuestra mente creen resistencia y no quieran aceptarlo.

3º- En cualquier momento que comience es el momento correcto. Todo empieza en el momento más  indicado, ni antes de,  ni después de, así de sencillo. Cuando estamos preparados para que algo nuevo  se estrene o empiece en nuestras vidas, es allí cuando este comenzará.

Ésto nos deja muy claro que lo que pasó te hizo fuerte, y es entonces cuando debe llegar lo que estamos esperando,  o tal vez la vida, el universo, Dios, la energía cósmica, nos sorprende con algo grandemente mejor. Todo lo que nos sucede, es aquello que por Ley de atracción nos llega, seamos consciente de esto o no y si algo que deseamos todavía no se manifiesta, o se asoma en nuestra vida es  simplemente debemos y  tenemos que seguir  aprendiendo. Como explicábamos antes, todo en la vida son pasos, hay que tener claro que nada debería ser  ni debió haber sido, simplemente es cuando debe y tiene que ser.

4º-Cuando algo termina, termina. Simplemente y parece mentira pero así es. Si algo terminó, culminó en nuestras vidas, es para nuestro crecimiento y evolución, por lo tanto es mejor  aceptarlo, dejarlo, seguir adelante, soltarlo y avanzar. No es fácil pero ya enriquecidos con la experiencia vivida.

Así de sencillo, no hay que darle muchas vueltas,  ni volvernos locos, aplicar la frase borrón y cuenta nueva. Para que complicarse y volverse loco ademas de caer en procesos de depresión y tristeza, por lo que ya no es, ni ya está. Hay que avanzar en la forma que la vida nos pone  el camino.